miércoles, 31 de diciembre de 2008

Ciclo nuevo: De adentro hacia fuera.

Este año se abre como la posibilidad de cambio y mejora global. El inicio de ciclo es de vital importancia, ya que los primeros días del año impregnan con su influencia al año completo. Si te fijas es muy importante empezar de la mejor manera posible. Para esto limpiamos nuestra casa, usamos ropa nueva, hacemos fiestas y un montón de actos externos, pero casi siempre se nos olvida atender nuestro espacio interno
Quizás al mirar hacia “atrás” te hagas una serie de preguntas que cuesta trabajo responder ¿Por qué mi situación económica no es tan buena cono la de tal o cual persona ¿Por qué mi relación de pareja no me hace feliz? ¿Por qué mi salud no es la optima?
Bueno, realmente es muy simple, todo lo que ha existido, existe o existirá en tu vida es el resultado de tu realidad interna. Es decir que “todo” lo que te sucede es un reflejo de tus pensamientos, emociones y actitudes.
Si observas detenidamente tus procesos internos y sus manifestaciones (pensamientos, emoción, actitud), te darás cuenta que aunque te comportes muy positivamente, existen múltiples distorsiones internas. Para poder darte cuenta de esto es necesario que te permitas un espacio intimo de análisis.
Un espacio intimo de análisis, es “un espacio de vacío” que nos posibilita a dejar fuera todo aquello que nos desfocaliza de nosotros mismos. Digamos que es un momento de exploración de nuestra real esencia, de lo que realmente somos.
Atreverte a desconectarte del ambiente externo y adentrarte en ti mismo, no es muy fácil. Al entrar en nosotros, casi siempre encontramos un “despapaye” interno, nuestros sistemas de pensamiento son inadecuados, y por consiguiente también nuestras emociones y actitudes asociadas.
¿Cuál es la finalidad del espacio “vacío” de análisis? Simple. Adentrarnos en nosotros mismos para descubrir más sobre lo que somos y también sobre lo que quizá no somos. Es decir ser más concientes sobre nosotros mismos, nuestras necesidades, metas y aspiraciones. Al saber donde esta el dolor, podemos proceder a la sanación, cuando sabes donde esta la herida es mas fácil curarla.
Todo empieza adentro, es muy sencillo entenderlo, pero no tanto ponerlo en practica. Sin embargo no es imposible, es accesible a todo aquel que desee dedicar tiempo y energía a su vida.
Es sorprendente cuando una persona es dueña de su realidad, es muy bello encontrar la felicidad en el “si mismo”. Desde ese lugar la realidad toma otras manifestaciones, se revitaliza en una nueva frecuencia de abundancia, salud, éxito y amor. Cunado la conciencia entra en la vida de alguien es como si una vela entrara en una cuarto en penumbras, simplemente las disipa. Donde hay luz no puede habitar la sombra de la negatividad. Recuerda que tu luz es tu conciencia, misma que se logra a través del autoconocimiento.

El autoconocimiento es poder, poder para vivir plenamente o sanar nuestra existencia. Es vivir en la frecuencia correcta, en el “canal” armónico. Sabiendo esto ¿Tu donde eliges vivir?
Christian Ortiz Velarde

lunes, 29 de diciembre de 2008

La nueva masculinidad

El nuevo hombre ya no oculta sus sentimientos, ni se pierde en su interior. Encuentra en sí mismo el concepto de masculinidad uniendo ternura y seguridad como guía de comportamiento.

La identidad masculina se ha configurado siempre en términos de competitividad y poder; rasgos como el miedo, las lágrimas, el dolor o cualquier manifestación extrema de sentimientos no tenían cabida en el estereotipo de hombre. El rechazo de estas emociones implica la negación de uno mismo y la incapacidad para crecer como persona.
No somos iguales
El desarrollo de la identidad se forja mediante la interacción de la persona con su entorno social y cultural. Es indudable que existen diferencias físicas y psicológicas entre hombres y mujeres, si bien es cierto que sus identidades se manifiestan como tales a través de la relación con otras personas, costumbres, normas o estereotipos vigentes de las sociedades en las que viven.
A lo largo del proceso de socialización, el niño interioriza las normas y valores propios de una sociedad básicamente patriarcal. A través de su aprendizaje en la familia, escuela, grupo de amigos y medios de comunicación, alcanza el significado del comportamiento “masculino”. El niño descubre que un hombre de “verdad” es el que se comporta siguiendo una serie de patrones y los diferencia de aquellos que no debe presentar por ser propios del mundo femenino. Estos rasgos han sido durante tiempo inmemorial:

El hombre, por tanto, se encuentra atrapado en un laberinto de roles, exigencias y mandatos que paralizan su capacidad de sentir y de exteriorizar sus emociones. Ante esto, o bien puede seguir bajo el peso de la norma social, con la consiguiente pérdida de sí mismo, o aventurarse en un proceso de aceptación y comprensión personal. No se trata de asumir lo denominado “femenino”, la masculinidad no se completa únicamente con esos rasgos, ni se trata de alcanzar un prototipo de hombre afeminado.

La verdadera feminidad
Para tenerlo más claro sólo hay que observar el cambio social en los estereotipos protagonizado por la mujer. A lo largo de los años 50, 60 y 70, la mujer se alza frente a la represión masculina vivida a lo largo de la historia, interioriza los valores masculinos como propios y busca en ellos una reafirmación errónea de sí misma. Es en los 90 cuando adquiere conciencia de que la verdadera feminidad no radica en asumir roles puramente masculinos, sino en saber expresar y entender como mujer atributos socialmente encasillados en el mundo masculino. Es un conocimiento profundo que supone un giro radical en su situación y en todos los aspectos de su vida, educación, trabajo, familia o relaciones personales con su entorno. Igual debe ocurrir en el caso de los hombres.
Las tres décadas de transformación de lo femenino son imprescindibles en la modificación de las relaciones humanas de nuestra sociedad, pero es insuficiente sin el cambio de lo masculino.
Identidad masculina
Así, frente a este modelo tradicional, cada vez cobra más fuerza el concepto de una nueva masculinidad, basada en la superación de las barreras, los estereotipos y las normas sociales. Consiste en alcanzar una identidad masculina que permita al individuo ser persona en el más amplio sentido de la palabra. Este nuevo modelo se basaría en:
· Aceptar la propia vulnerabilidad masculina.
· Aprender a expresar emociones y sentimientos.
· Aprender a pedir ayuda y apoyo.
· Aprender métodos no violentos para resolver los conflictos.
· Aprender y aceptar actitudes y comportamientos tradicionalmente considerados femeninos, necesarios para un desarrollo humano completo.
Es, en resumen, una masculinidad que permita el desarrollo personal y profesional, la exteriorización de las emociones y la participación en una relación profunda con los demás.

DIOS PADRE Y MADRE


"No es cuestión modas feministas (aunque las teólogas feministas han ayudado). No es, sólo, gracias al libro de Leonardo Boff "El rostro materno de Dios". En la Sagrada Escritura Dios se nos ha revelado con símbolos masculinos y femeninos, padre-madre. Lo dijo el mismísimo Juan Pablo I, papa: "Dios les Padre, pero sobre todo, es Madre". No hay duda. Dios es, también, mamá.Nota: si todos los temas son "complejos" el que nos ocupa lo es especialmente. Téngase en cuenta de cara a la profundización necesaria más allá de estos sencillos materiales.DINÁMICA PARA COMENZAR LA REUNIÓN 1. Se entregan diez octavillas a cada participante. En las cinco octavillas primeras deben anotar las CINCO CUALIDADES FEMENINAS más importantes que debe cultivar un hombre (una cualidad en cada octavilla). En las octavillas restantes han de anotar CINCO CUALIDADES "MASCULINAS" (una cualidad en cada octavilla) que debe cultivar una mujer.
2. A continuación cada participante va exponiendo las cualidades Femeninas y justificando su opción. Posteriormente se hace lo mismo con las masculinas.
3. ¿Hay cualidades que sólo se pueden aplicar al hombre o sólo se pueden aplicar a la mujer? ¿Por qué?
4. ¿Cuáles de estas cualidades son "aplicables" a Dios? ¿Por qué? ¿Recuerdan algún texto de la Palabra de Dios que lo justifique?
5. El Papa Juan Pablo 1 dijo en una audiencia que: "Dios es Padre, pero, sobre todo Madre" ¿Qué te sugiere esta afirmación?
PALABRA DE DIOS
En su obra "El rostro materno de Dios" Leonardo Boff afirma que en las Escrituras y la tradición de la fe no se nos presenta ordinariamente a Dios como ELLA, sino como ÉL. El cristianismo no profesa que Dios se haya hecho mujer, sino varón, ya que el Verbo eterno asumió a un *judío de sexo masculino, Jesús de Nazaret, por el cual nos vino la salvación y la revelación última de Dios, tal como él es. Dios se nos ha presentado como padre y no como Madre. Tiene un Hijo eterno y no una Hija. Casi todos los conceptos clave del judeo-cristianismo tienen un trasfondo masculino".
Sin embargo, en la tradición bíblica Dios no aparece únicamente bajo el lenguaje masculino. También lo femenino es vehículo expresivo para la revelación de Dios. Algunos textos de la Palabra son éstos:
- Dios se compara a una madre que consuela a sus hijos "Como consuela la propia madre así os consolaré yo (Is 66,13) "; al final de la historia, Dios tendrá un gesto de madre amorosa, en jugando las lágrimas de nuestros ojos cansados de tanto llorar (Ap 5 1,4);
- Dios-madre es incapaz de olvidarse M hijo de sus entrañas: "Sión decía: "me ha abandonado Dios, el Señor me ha olvidado" ¿Acaso olvida una mujer a su hijo, y no se apiada M fruto. de sus entrañas? Pues aunque ella se olvide, yo no te olvidaré" (Is 49, 14-15; ver también Sal 25,6 y Sal 116,5);
- La tradición profética describe el comportamiento maternal de Dios para con su pueblo: " Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo [...] "Yo enseñé a andar a Efraín y lo llevé en mis brazos. Con cuerdas *de ternura, con lazos de amor, los atraía; fui para ellos como quien alza un niño hasta sus mejillas y se inclina hasta él para darle de comer [...] El corazón me da un vuelco, todas mis entrañas se estremecen" (Os 11, 1-8);
- "¡Si es mi hijo Efraín mi niño mi encanto! Cada vez que lo reprendo, me acuerdo de ello, se me conmueven las entrañas y cedo a la compasión" (Jer 31,20);
- También Jesús se compara con una madre que quiere reunir a los hijos bajo su protección (Lc 13,34);
- En la tradición sapiencial, la sabiduría de Dios se presenta personificada en una figura femenina (Prov 8,22-26; Eclo 24,9); entre la Sabiduría y la Mujer existe una estrecha correlación, que permite una transmutación simbólica entre la una y la otra (Prov 31,10.26.30); en el Nuevo Testamento Cristo es identificado con la Sabiduría de Dios (I Cor 1,24-3O; Mt 11, 19; Jn 6,35).
REFLEXIÓN
Dios no es masculino ni femenino. Pero en su naturaleza reúne -de manera eminente- cuanto de bueno, gozoso y benéfico hay en el hombre y la mujer. Por eso puede decirse que Dios es Él y Ella, y también que no es ninguno de los dos... La limitación de nuestro lenguaje (inevitablemente antropomórfico) se halla agravada por los estereotipos femeninos y masculinos que en la sociedad se han venido transmitiendo a través de muchas generaciones y que poco a poco, gracias a Dios y a la lucha de hombres y mujeres, van siendo cuestionados y superados... Así, al imaginar y al hablar de Dios como madre o como padre, hemos de caer en la cuenta de lo limitadas que son éstas y cualesquiera otras metáforas para expresar el amor de Dios y cómo, por consiguiente, no podemos absolutizar ninguna de ellas, sino más bien emplearlas complementariamente.
En este sentido, la teóloga Sallie McFague escribe que las metáforas, lejos de reducir a Dios a lo que nosotros comprendemos, subrayan, por su diversidad y su falta de adecuación, la incognoscibilidad de Dios. Esta característica del lenguaje metafórico sobre Dios se pierde, sin embargo, cuando sólo se utiliza la relación personal padre-hijo como única referencia para hablar de la relación entre Dios y el ser humano. En realidad, al excluir de la metáfora otras relaciones, el modelo del padre se convierte en objeto idolátrico, pues se acaba considerándolo como una descripción de Dios. En consecuencia, una razón para incluir las referencias maternas en el discurso de una tradición en la que el modelo paterno ha prevalecido siempre es la de poner énfasis en algo en lo que la tradición teológica negativa no ha dejado de insistir: Dios es, a la vez, parecido y distinto de lo que indican nuestras metáforas.
Pero existen razones suplementarias para utilizar tanto metáforas femeninas como masculinos sobre Dios. La más obvia es que, dado que los seres humanos son masculinos y femeninos, si tratamos de imaginar a Dios "a imagen de Dios" -es decir, de nosotros mismos-, deberán utilizarse metáforas masculinos y femeninas" (en "Modelos de Dios. Teología para una era ecológica y nuclear", Ed. Sal Terrae Santander 1994, pp. 164-165 ).
"Pero ese Dios Padre ¿es una figura enteramente masculina?" A este respecto, impulsado por los estudios de las teólogas feministas hoy sé mejor que nunca que ese Dios no es varón, que no es ni masculino ni femenino, que transciende la masculinidad y la feminidad, que todos los conceptos que aplicamos m Dios, incluida ¡m palabra "padre" son analogías y metáforas, sólo símbolos y claves, y que ninguno de esos símbolos "fija" m Dios de tal manera que en nombre de ese Dios patriarcal se pueda impedir, por ejemplo, la liberación de las mujeres en ¡m sociedad y la ordenación de las mujeres en la Iglesia.
Pero sí sé que Dios es el misterio indecible de nuestra realidad y que abarca y suprime positivamente todas las oposiciones de este mundo (coincidencia oppositorum, como lo llamó Nicolás de Cusa), entonces, si se tiene en cuenta que los hombres no disponemos de nombres superiores m los nombres humanos y "padre" o "madre" nos dicen más que "lo absoluto" o "el ser en sí", entonces podemos rezar otra vez, con toda sencillez y al mismo tiempo postpatriarcalmente. 0 sea, incluyendo ¡m calidad materna de Dios como Jesús nos enseñó m rezar hace casi dos mil años: "Padre nuestro". (Hans Küng, "Credo", Ed. Trotta, Madrid 1994, p. 36)
TESTIMONIO
Desde que tengo conciencia he sentido más honda en mí que yo misma, una "presencia amorosa" que me atraía, seducía y avivaba del deseo Me amar y ser amada. Buscaba colmar ni anhelo, sin hallar quien lo satisficiera, Tras muchas dudas y resistencias un día decidí en medio de un gran gozo entregar mi vida al Amor, siguiendo a Jesús. Fue el comienzo de un camino aún inacabado, en el que se me va desvelando poco m poco el rostro de Dios como padre-Madre, Brevemente evoco los momentos más importantes de un caminar en el que me voy sintiendo cada vez más hermana de todo lo que vive.
Transcurrieron los años y me fui enredando y olvidando del amor primero. Me sentía dividida, sufría, y de pronto, en un momento de gran consciencia sobre mi pobreza existencial, percibí a Dios como una energía vital que me unificaba, me recreaba, me hacía ser yo misma". Me sentí renacer en sus entrañas. Como Madre, me dio a luz como Padre me dijo "sé tú misma". Nunca podré olvidar aquel encuentro. En adelante mi existencia no se explicaba ni tenía sentido sino desde Dios. El era el don más inmenso nunca hasta entonces tan valorado. Y desde entonces me sentí "hija suya", de Él amada y renacida.
Años más tarde harta de tanto ruido externo e interno busqué ardientemente el silencio de nuevo. Dios se me hizo ver como energía vital dando la existencia a todo. Y llamé hermana, hermano a cuento sentía vivir a mi alrededor. Cosas, animales,. personas brotamos del mismo amor que permanentemente nos recrea. Toda la creación es buena. En un viaje ocasional a Oriente mientras oraba en un monasterio Taoista, al mismo y único Dios a quien todos los creyentes buscamos, se me hizo presente la imagen del "crucificado". Asombrada percibí a Dios abrazándonos a todos, creyentes o no, cristianos o no en su Hijo, el ''crucificado, resucitado''. Sus brazos se extendían, hasta las cloacas de Karragasaki un barrio marginal de la gran Osaka, y se prolongaban encamado en los de un Franciscano cuyo testimonio me había sorprendido. Renunciando a su cátedra de Escritura compartía la vida de los pobres, tratando de cambiar su tan inhumana situación. Desde entonces me siento más hermana de los pobres, de las víctimas de nuestras injusticias, odios, violencias, y también de cuantos, creyentes o no, se unen para humanizar el mundo. Y me asombro, y doy gracias, y pobremente trato de aportar mi granito de arena.
Recuerdo con cariño el día en que una mujer prostituida y marginada, a quien conocí en un centro de acogida de Cáritas, me dio la clave para expresar mi experiencia de Dios. "Soy feliz, me dijo, por primera vez en mi vida, aquí me han querido a cambio de nada". Ese es Dios Padre, Madre, el que nos quiere a cambio de nada. Dichosos los pobres de corazón, que se dejan amar por Dios.
Hace un año en Rwanda gritaba a Dios mi dolor por las víctimas de¡ genocidio y de las actuales represalias. Un rayito de sol atravesó la vidiríera y me acaricó el hombro, sentí el calor de su cariño posándose en mí. Me resonó su Palabra: "Dios hace salir el sol sobre buenos y malos, justos e injustos". Y asombrada le adoré. Los mismos rayos que me acariciaron alcanzaban a quienes manipulaban el hacha o la metralleta, y a sus víctimas. Aquello me adentro en el misterio del amor del Padre-Madre, y despertó en mí el deseo de amar con mayor ternura a los otros pecadores como yo.
En cada uno de estos momentos hay dolor, propio o ajeno, muerte vencida por la vida, amor de Dios Padre-Madre. Por eso amarle a Él es amar la vida y trabajar para recrearla en mis hemanas/os.
Ante tanto bien recibido, trato de colaborar en el logro de la comunión universal, la reconciliación, mediante la lucha contra la injusticia, la búsqueda de la verdad, y el diálogo con las mujeres y los hombres que desde la fe o sin ella trabajan por un mundo más humano, en el que nos amemos como hemanas/os.
Teresa Ruiz Cebeiro

martes, 23 de diciembre de 2008

La diosa oscura






EL PODER, EL VALOR, LA FUERZA Y LA BELLEZA DE UNA MUJER QUE RECONOCE, ADMITE Y AMA A SU DIOSA OSCURA, ES TAMBIÉN UN ACTO SAGRADO. EL PODER, EL VALOR, LA FUERZA Y LA BELLEZA DE UNA MUJER QUE LA INVOCA EN LOS MOMENTOS DE HUMILLACIÓN, DE TRAICIÓN, DE ACOSO, ES TAMBIÉN UN ACTO SAGRADO.ESOS ASPECTOS QUE ESCONDEMOS POR MIEDO A SER SEÑALADAS COMO MUJERES "LOCAS", QUE ESCONDEMOS PARA NO SER LA VERGÜENZA DE UNA SOCIEDAD MACHISTA E HIPÓCRITA, SON LOS ASPECTOS QUE FORMAN PARTE DE LOS ARQUETIPOS DE LAS DIOSAS OSCURAS Y DE NOSOTRAS Y HEMOS DE EMPEZAR A RECONOCERLOS Y ACEPTARLOS "POR TODO LO QUE NOS HEMOS CALLADO, POR TODO LO QUE HEMOS SUFRIDO POR SER MUJER, "POR SER HIJAS DE LA DIOSA".¡¡¡ TODO MI AMOR, RESPETO Y AGRADECIMIENTO A LA DIOSA OSCURA,...¡¡¡ MI DIOSA OSCURA!!!....KALI, OLOKÚN, OYÁ, SEKMET, PELE, MORRIGAN, MEDUSA, HÉCATE, ... no rehuyas de ellas, todas las DIOSAS BLANCAS, tienen como amantes a las DIOSAS NEGRAS y estas a su vez a las DIOSAS BLANCAS, formando una danza que entremezcla el poder y la belleza.RECÁRGATE CON SU ENERGÍA Y PODER, PERO NO TE OLVIDES DE LLAMARLAS CON RESPETO Y SÓLO PARA SANARTE A TÍ MISMA. (si es que eres capaz de hacerlo).



SI LLAMAS A TU DIOSA OSCURA, NO ES PARA INVITARLA A DAR UN CORTO PASEO... LA DIOSA OSCURA TE LLEVARÁ HASTA LOS INFIERNOS DE LA TRAICIÓN, DEL RENCOR, DEL ODIO, DEL DOLOR,... TE LLEVARÁ PARA QUE REALMENTE CONOZCAS EL SENTIMIENTO Y LA VIBRACIÓN QUE CREA EN TI, PARA QUE RECONOZCAS LA FUERZA, EL PODER Y LA BELLEZA QUE EXISTE EN TI CUANDO RESURJAS DE NUEVO Y COMIENZES A RESPIRAR. NO LA INVITES A TU VIDA SI LE TIENES MIEDO, SI SÓLO QUIERES VER PARTE DE ELLA....NO,NO,NO!!! LA DIOSA OSCURA, UNA VEZ DESPERTADA EN TI NO DEJARÁ QUE TE HUNDAS TU SOLA.....SERÁ ELLA LA QUE DECIDA LLEVARTE AL FONDO, ENSEÑÁNDOTE LAS PROFUNDIDADES DE TU SER, ENSEÑÁNDOTE QUE ELLA TAMBIÉN FORMA PARTE DE TI.NUNCA DESPRECIES EL PODER DE LA DIOSA OSCURA, AUNQUE TE HAYA DOLIDO EL VIAJE, AGRADÉCELE QUE ESTÉ AHÍ,.....AGRADÉCELE SU COMPAÑIA PORQUE SERÁ CAPAZ DE DARTE LA FUERZA Y EL EMPUJE PARA SEGUIR SOBREVIVIENDO.....Y....¿A QUIÉN NO LE DA MIEDO UNA MUJER FURIOSA, DOLIDA Y TRAICIONADA????......¿A QUIÉN SE LE OCURRIRIA METERSE CON UNA MUJER QUE SACA PARTE DE SU ENERGÍA DE LA DIOSA OSCURA....¡¡¡DE SU DIOSA OSCURA!!!
El arquetipo de la oscuridad, lo prohibido, lo maldito, donde nuestros temores y miedos florecen, partes de nuestro mismo ser que no ha sido descubiertas o que se encuentran enterradas en el fondo mismo sin atreverse a salir, puede ser parte de nosotros que no nos atrevemos a afrontar y que permanece a la espera como un cazador esperando su presa.No podemos renacer sino hemos muerto, no se puede construir algo nuevo sino se ha destruido lo que hay en ese espacio.La diosa oscura reveladora de misterios, de la magia misma, de la visión de poder ver más allá de nuestros sentidos, madre del subconciente, y por lo tanto la que mejor nos conoce, ya que lo hace desde lo más profundo, conoce nuestra sombra, la que no ha sido revelada o la que no queremos revelar.Trabajar con una diosa oscura, no es simplemente invocarla para desvanecer algún problema, trabajar con ella es un compromiso ya que nos va hacer enfrentar a nuestros temores, y muchas veces puede ser una manera bastante directa y tal vez no agradable. Invocar a una diosa oscura, es comprometerte a conocer tu lado oscuro, conocerte a fondo y si desvanecerá los problemas pero únicamente si los cortas desde la raíz (la psicología de Jung dice que para curar las heridas y el sufrimiento, debemos desarrollar una relación con nuestra sombra).Trabajar con una diosa oscura es prepararnos para la muerte de nuestras viejas formas, sin autocompasiones y prejuicios, de modo que este viaje te lleve nuevamente al renacimiento, a nuestra propia curación, hay que recordar que al fin y al cabo somos uno con la misma sombra a la que tememos, he de aquí los prejuicios relacionados con esta cara de la diosa.

lunes, 22 de diciembre de 2008

CELABRACION DEL YULE 21 DE DICIEMBRE 2008 EN CREEL, CHIHUAHUA, MEXICO
















Simbólicamente hablando y de acuerdo con la creencia wiccana, Yule representa el renacimiento del Dios después de su muerte en Samhain. Esta celebración corresponde al solsticio de invierno. También es el primer ritual estacional de la Rueda, es el momento más frío y la noche más larga del año. Todas las hojas han caído, la naturaleza duerme, es el momento de mayor oscuridad antes de que la luz regrese, es el renacimiento del Dios padre, la primera chispa de esperanza que emerge de la más profunda oscuridad. Es un momento de espera. De recogimiento y mediación. Se necesita tiempo para despertar a un nuevo ciclo después de la muerte. La vida espera bajo la tierra el momento de renacer. Yule es un momento propicio para meditar sobre la oscuridad. Es un tiempo de espera atenta en el que podemos observarnos a nosotros mismos y descubrirnos. Celebramos la esperanza del renacimiento confiando en que después de la fase de mayor oscuridad renacerá la vida que duerme bajo la tierra.





YULE:Yule se celebra el 21 de diciembre y es cuando la mitad obscura del año se separa de la mitad de la luz. Comenzando la siguiente mañana al amanecer, el Sol se eleva un poco más alto y se queda un poco más tiempo en el cielo cada día. Es la noche más larga del año, la mayoría de la celebración era para los ancestros que esperaban el renacimiento del Rey Roble, el Dios Sol, el Creador de la Vida que calentaba la Tierra helada y hacía cuidar y criar las semillas protegidas durante el Otoño y el Invierno en sus entrañas.Las deidades de Yule son todos los Dioses solares, Diosas madres y la Diosa Triple. El mejor conocido sería Dagda y Brighid, la hija de Dagda. Brighid le enseñó a los forjadores el arte de tender el fuego y los secretos para trabajar con el metal. La flama de Brighid, como la flama de la nueva vida, atraviesa la obscuridad del espíritu y de la mente, mientras que el caldero de Dagda asegura que la naturaleza siempre provea para todos los niños.SIMBOLISMO DE YULE:Renacimiento del Sol, La Noche más Larga del Año, Planear para el Futuro.SIMBOLOS DE YULE:Cactus de Navidad, Acebo.HIERBAS DE YULE:Laurel, Pino, Roble, Salvia.COMIDAS DE YULE:Frutas, Nueces, Pavo, Té de jengibre.INCIENSOS DE YULE:Pino, Cedro, Canela.COLORES DE YULE:Rojo, Verde, Oro, Blanco, Plata, Amarillo, Anaranjado.PIEDRAS DE YULE:Rubíes, Esmeraldas, Diamantes, Granates.CLASES DE RITUALES DE YULE:Paz, Armonía, Amor, Felicidad.DEIDADES DE YULE:Diosas- Brighid, Isis, Demeter, Gaea, Diana, La Gran Madre.Dioses- Apolo, Ra, Odin, Lugh, El Rey Roble, Dios con Cuernos, El Hombre Verde, El Niño Divino, Mabon.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Yule - 21 de diciembre



























Simbólicamente hablando y de acuerdo con la creencia wiccana, Yule representa el renacimiento del Dios después de su muerte en Samhain. Esta celebración corresponde al solsticio de invierno. También es el primer ritual estacional de la Rueda, es el momento más frío y la noche más larga del año. Todas las hojas han caído, la naturaleza duerme, es el momento de mayor oscuridad antes de que la luz regrese, es el renacimiento del Dios padre, la primera chispa de esperanza que emerge de la más profunda oscuridad. Es un momento de espera. De recogimiento y mediación. Se necesita tiempo para despertar a un nuevo ciclo después de la muerte. La vida espera bajo la tierra el momento de renacer. Yule es un momento propicio para meditar sobre la oscuridad. Es un tiempo de espera atenta en el que podemos observarnos a nosotros mismos y descubrirnos. Celebramos la esperanza del renacimiento confiando en que después de la fase de mayor oscuridad renacerá la vida que duerme bajo la tierra.



YULE:
Yule se celebra el 21 de diciembre y es cuando la mitad obscura del año se separa de la mitad de la luz. Comenzando la siguiente mañana al amanecer, el Sol se eleva un poco más alto y se queda un poco más tiempo en el cielo cada día. Es la noche más larga del año, la mayoría de la celebración era para los ancestros que esperaban el renacimiento del Rey Roble, el Dios Sol, el Creador de la Vida que calentaba la Tierra helada y hacía cuidar y criar las semillas protegidas durante el Otoño y el Invierno en sus entrañas.
Las deidades de Yule son todos los Dioses solares, Diosas madres y la Diosa Triple. El mejor conocido sería Dagda y Brighid, la hija de Dagda. Brighid le enseñó a los forjadores el arte de tender el fuego y los secretos para trabajar con el metal. La flama de Brighid, como la flama de la nueva vida, atraviesa la obscuridad del espíritu y de la mente, mientras que el caldero de Dagda asegura que la naturaleza siempre provea para todos los niños.
SIMBOLISMO DE YULE:
Renacimiento del Sol, La Noche más Larga del Año, Planear para el Futuro.
SIMBOLOS DE YULE:
Cactus de Navidad, Acebo.
HIERBAS DE YULE:
Laurel, Pino, Roble, Salvia.
COMIDAS DE YULE:
Frutas, Nueces, Pavo, Té de jengibre.
INCIENSOS DE YULE:
Pino, Cedro, Canela.
COLORES DE YULE:
Rojo, Verde, Oro, Blanco, Plata, Amarillo, Anaranjado.
PIEDRAS DE YULE:
Rubíes, Esmeraldas, Diamantes, Granates.
CLASES DE RITUALES DE YULE:
Paz, Armonía, Amor, Felicidad.
DEIDADES DE YULE:
Diosas- Brighid, Isis, Demeter, Gaea, Diana, La Gran Madre.
Dioses- Apolo, Ra, Odin, Lugh, El Rey Roble, Dios con Cuernos, El Hombre Verde, El Niño Divino, Mabon.

martes, 9 de diciembre de 2008

RITUAL DE LA LUNA

En homenaje a los 100 años de Simone de Beauvoir (1908 - 1986) y a todas las mujeres que luchan por ser ellas mismas.


Mujer, madre, hija, hermana, amante, amiga
Diosa, bruja, hechicera, mujer sabia y profunda
Arroja tu bata o tu ropa sastre
Abandona por un momento a aquellos que te aman o que dicen amarte, deja la cena sin concluir, las ollas con sus penachos de humo en la cocina; ordena que pare de su baile cotidiano la escoba; que las manos que digitan dejen de aporrear el teclado en la oficina; en las fábricas detén un instante el rito rutinario del trabajo, apacigua la marea y la borrasca de tu vida cotidiana y para.
Te propongo iniciar un ritual, el que siempre olvidas porque estás apoyando a otros; el de sumergirte a ti misma en tu interioridad oceánica, el permitir que la esencia de lo femenino salvaje bañe con su luz de ámbar las cristalinas orillas de tu ser.
Comprende que en ti reside el universo
En ti está el poder regenerador de la vida
En ti la esencia pura de la naturaleza
En tus brazos que se abren para acoger al hijo, al esposo , al amante, al padre enfermo, a la madre anciana, a la amiga que llora, al gato que pide leche.
En ti está el amor, el consuelo, la ternura y el cielo constelado de las intuiciones
En ti la Diosa interna
En ti está la naturaleza salvaje; la razón de la emoción y todo lo que hace dulce al mundo.
Por eso, busca en tu hogar un lugar secreto, purifícalo con una oración de paz, ilumínalo con dos velas blancas, prende incienso de sándalo, no olvides las rosas y viste la bata blanca de lo sagrado.
Haz un círculo con siete velas rosas y entra en él.
Y allí vuelca los espejos de tus ojos hacia tu verdadero hogar.
Hacia ti. No olvides de sacudir tus cabellos de las preocupaciones, suelta las cintas y amarras de las responsabilidades, del deber ser y hacer, lanza a un lado el moño de tus ataduras y con tus manos abiertas, tus cabellos largos y desnudos, acércate a tu fuego creador, al fuego que eres tú.
Conéctate contigo, con tu jardín interior.
Con las flores, con el césped recién cortado, con la tierra: madre como tú, con la luz tierna de la luna, embriágate con los aromas dulces de un bebé y con su sonrisa que desata nudos del alma.
Haz un altar en tu corazón para honrar tus sentidos.
Busca a la mujer sabia, aquella que vive en el borde del mundo, allí donde las lágrimas caen.
Agita tus cabellos como la mar encrespada y anúdate a tu poder y a tus sentidos.
Percibe el sonido de las caracolas de tus propios ritmos internos, honra a la Diosa que habita en ti.
Honra tu palabra, tus deseos y tus sueños, erígeles un templo en tu corazón.
Si tu vida interior está abrumada, amedrentada, sofocada, constreñida, amenazada, si te acusan de insegura, miedosa, histérica, inestable vuelve a tus orígenes: a la Diosa; cree en ti, en la esencia del poder femenino que nunca se amilana y fluye. Deja lo estúpido, lo políticamente correcto. Vuelve a ti con mirada pura y honrada: tu primera responsabilidad es contigo misma.
Tú eres la mujer, el nido, el hogar, la patria, la ciudad, la naturaleza. En ti canta el amor y el coraje, la energía y la fortaleza. Antes que te den flores, valora tus propias flores, antes que canten una serenata canta a grito ardiente tus deseos, deja de ser dicha y empieza a decirte, a conocerte y valorarte como valora y defiende la naturaleza el principio de la vida.
Y una vez que hayas entrado en ti y reverenciado tu esencia; pisa, poderosa, firme, altiva, como Nuestra Señora, la luna bajo tus pies.

lunes, 8 de diciembre de 2008

SANACION INTERNA

SANACIÓN INTERNA

IMPARTIDO POR

LIC. CHRISTIAN ORTIZ

9 DE DICIEMBRE DEL 2008

CHIHUAHUA, MEXICO

ROSALES 1500, COL CENTRO

INFORMES:

LIC. JUANITA LOPEZ AGUIRRE

CEL: 6141690686



jueves, 4 de diciembre de 2008

“Mujeres que Sanan” Impartido por: Christian Emmanuel Ortiz Velarde


El gobierno del Estado y la Secretaria de Fomento Sociala través del Instituto Chihuahuense de la Mujer, tiene el privilegio de invitarl@s al:

“Mujeres que Sanan”
Impartido por:
Lic. Christian Emmanuel Ortiz Velarde
“La mujer de sabiduría sabe sanarse, confía su propio poder y lo expresa amorosamente parar crecer y ser feliz.”

SE TRATARAN TEMAS COMO:
• Toque Quántico e imposición de manos
• Sanación Holística
• Cromoterapia
• Cristales y Gemas
• Curación Natural

11 de Diciembre 2008
MUSIVI
Calle 35 No. 1402 Col. Obrera
De 10:00am a 7:00pm
Importante: Llevar una manta o cobija y una almohada
CUPO LIMITADO
INFORMES AL CEL: 6142240408 espiralmorado@hotmail.com

Imagenes del evento:










Taller de “Plenitud Laboral” en IchMujer impartido por Christian Ortiz

El personal del instituto chihuahuense de la mujer esta siendo convocado para asistir al taller de contención “Plenitud Laboral”, el cual será impartido en el hospital General de 4pm a 9pm el día 10 de diciembre del 2008.

Imagenes del evento: