lunes, 23 de febrero de 2009

La religión apoya la idea de superioridad masculina


Las religiones que se han desarrollado en las sociedades occidentales incorporan la idea de inferioridad de las mujeres y justifican la violencia sobre ellas. En la tradición judeocristiana, que tendrá una influencia enorme en nuestra cultura, se insiste en los rasgos de superioridad del hombre, a la vez que se refuerza sistemáticamente la idea de inferioridad y dependencia de las mujeres.
La sociedad occidental se hizo aún más patriarcal con la extensión de religiones monoteístas como son la judía y la cristiana. Con la creencia en un solo dios, masculino y todopoderoso, las mujeres desaparecen de los templos y de los ritos y sacrificios religiosos, espacio en el que habían tejido un cierto protagonismo.
Los símbolos asociados a lo femenino se degradan y paulatinamente se van asociando al mal, a la destrucción y al pecado. La encarnación inicial del pecado es Eva, la primera mujer que provoca la expulsión del paraíso para el resto de los mortales. Por culpa de Eva, Adán y todos sus hijos se ven condenados.
En el texto común de las religiones judía y cristiana, el Antiguo Testamento, se narran numerosas historias de sometimiento e inferioridad femenina, aunque es principalmente a través de las interpretaciones de los textos sagrados como se va elaborando una doctrina que separa cada vez más a hombres y mujeres, desvaloriza todo lo femenino y representa a las mujeres como portadoras de peligros y ocasiones de pecado.
Entre los grupos judíos y cristianos más ortodoxos encontramos incluso hoy, de un modo similar, la segregación drástica de los espacios y la prohibición de que las mujeres accedan a numerosos ritos religiosos. Las prácticas exageradas de purificación femenina y la connotación de contaminación del encuentro sexual entre el hombre y la mujer alcanzan sus cotas más elevadas en estas religiones.
La doctrina y las normas que la Iglesia católica ha dedicado al matrimonio y a las relaciones entre hombres y mujeres están en consonancia con esa misoginia inicial de los textos sagrados: «Esposa te doy, que no esclava», dice el sacerdote al hombre en el ritual del matrimonio católico. La sola mención de la esclavitud en el momento del matrimonio conlleva una imagen de subordinación para la mujer. Decir que la esposa no ha de ser esclava implica a la vez dos mensajes: que es necesario negarlo porque muchos de los contrayentes así lo piensan, y que lo más cercano a la posición de la mujer en el matrimonio es la esclavitud. La declaración ritual del matrimonio católico, con la connotación de propiedad de la esposa que trasmite, establece una relación de fuerte desigualdad entre los cónyuges, estando ella obligada a obedecer mientras que a él se le invita a no ser excesivamente tirano en su autoridad.
El campo semántico en el que se mueve el ritual del matrimonio cristiano es el de la autoridad del marido y la subordinación de la mujer, el del amo y la esclava, el del poder y la sujeción. La epístola de San Pablo que se lee en la ceremonia del matrimonio reitera la posición subordinada de la mujer: «Estén las casadas sujetas a sus maridos», e insiste, por si acaso alguien no se hubiera apercibido: «Así como la Iglesia está sujeta a Cristo así las mujeres lo han de estar a sus maridos en todo». A continuación exhorta a los maridos a amar a sus mujeres: «Cada uno de vosotros ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer tema y ame a su marido». Lo primero y más necesario es el miedo: que tema al marido en primer lugar, luego que le ame. De este modo, el temor de la mujer al marido aparece como pilar fundamental en la concepción católica del matrimonio. En estas palabras queda implícita la legitimidad de la violencia masculina contra la esposa. Desde un punto de vista simbólico, se sanciona el castigo físico del hombre a la mujer.
La doctrina cristiana ha mantenido estas ideas durante siglos. La religión ha influido especialmente en la vida cotidiana de las gentes y en las relaciones entre los sexos en la vida privada. La mujer no tenía control sobre su propiedad ni potestad sobre sus hijos ni independencia económica, por lo que no le quedaba más remedio que aceptar la infidelidad y la violencia y conformarse con el modelo de la esposa sumisa. A las mujeres que se quejaban a su confesor del tratamiento que les daba su marido se les recomendaba aceptarlo como un sufrimiento enviado por Dios y verlo como su propio ascenso al calvario. Debían rezar para que su marido cambiara, pero tenían que aceptar la voluntad de Dios.
Fuente: Inés Alberdi.
Violencia: tolerancia cero.
Fundación La Caixa. Barcelona, 2005 (p. 31 a 34)

http://www.amnistiacatalunya.org/edu/2/fem/fem-i.alberdi.html

Diario de Mujeres Amenazadas



Éste es el estremecedor diario, contado en primera persona, de dos mujeres maltratadas por sus parejas. Han vivido el horror e intentan escapar de la espiral de crueldades que las han atrapado. Pero las dos siguen amenazadas por ‘Ellos’. En lo que va de año han muerto en España más de veinticinco mujeres por la violencia machista. Estas páginas reconstruyen la pesadilla minuto a minuto.

Martes 15 de abril de 2008

A las siete de la mañana tengo que dar los pasos más difíciles del día. Sólo son veinte metros. Separan mi coche del ascensor de esta segunda planta subterránea. El eco de mis pisadas retumba en las paredes. Nunca coincido con nadie a estas horas. Y esa soledad me aterroriza. Me hace temer que Él pueda aparecer y hacer conmigo lo que quiera. Maldito garaje.

Esta mañana no estoy sola. Me acompaña un periodista. Sólo podrá decir que me llamo A., tengo 39 años y soy española. Ha venido a buscarme a la puerta de casa de mis padres, a las afueras de esta ciudad donde vivo desde pequeña. Mis dos hijos, una niña de ocho años y otro de seis, y yo estamos ahora con ellos. Soy coqueta y me gusta llevar siempre un toque de maquillaje. Hoy visto una cazadora de cuero marrón, pantalones vaqueros de color blanco, una blusa y unos zapatos negros. Cada día, sábados y domingos incluidos, me desplazo a las seis y media de la madrugada hasta el centro para mantener un negocio de venta de periódicos, revistas y objetos de papelería. El periodista sube conmigo al coche. Me acompañará durante todo el día. Después de aparcar, subo junto a él las dos plantas subterráneas en ascensor con la respiración entrecortada. Definitivamente, no me gusta estar aquí dentro. Vuelvo a respirar cuando alcanzo la calle.

Ya no estoy sola. Los madrugadores deambulan por este barrio céntrico. María es la portera del edificio contiguo a la tienda y conoce toda mi historia. Su marido, el portero consorte, ya tiene todo preparado cuando llego. Las montañas de periódicos flanquean la entrada, delante del panel de revistas colgadas con pinzas. Le pago un dinerito a la semana por abrir y cerrar el negocio. Porque el miedo no sólo aparece en el parking. También llega al avistar la matrícula de un coche o la marca de una moto. Conduzco fijándome en los que se ponen a mi lado. Nunca espero al borde de la acera para cruzar un paso de cebra. Temo que Él pueda aparecer por detrás y me empuje contra un coche. Camino por la calle mirando a la cara de la gente. Siempre estoy alerta. Siempre. Conocer la cara de mi amenaza puede ser una ventaja a la hora de localizarlo. Pero todavía soporto la cruz de no poder quitármelo de la cabeza.

Diario de D.Jueves 17 de abril de 2008

Cuando me asomaba por esta ventana de la casa de acogida y miraba los trenes que paraban en la estación de enfrente solía pensar: “¿Cuándo llegará el mío?”. Fueron muchas noches sin dormir, alimentando las ojeras. Pero tengo buenos recuerdos de mi estancia aquí. Pude olvidar durante una temporada el horror que aún me provocan las esquinas, el pánico a que Él aparezca al otro lado de la calle. El miedo lo destruye todo. Te anula. Te paraliza. La habitación está ocupada hoy por otra mujer que ha empapelado las paredes con fotos de sus hijos. Pero al asomarme de nuevo por una de las ventanas del que fue mi cuarto y el de mi hija durante seis meses, al contemplar una vez más la vía del tren y las montañas de pinos calados por la lluvia no puedo evitar las lágrimas delante del periodista. He vuelto con él para que conozca cómo ha sido mi vida hasta hace poco. Dirá que me llamo D., tengo 36 años, soy rumana y vivo en una ciudad española desde hace casi tres años. En todo ese tiempo he aprendido a defenderme con el idioma. Cristina, una de los siete trabajadores sociales de la casa, me abraza al verme llorar. Lo necesito. Como ella dice, es lo primero que echamos en falta las mujeres maltratadas por nuestras parejas cuando llegamos a este lugar. Pero Cristina, la directora, también recuerda que ésta es una estación de paso. Llegado el momento, tenemos que seguir solas nuestro camino.

Yo lo intento desde el 7 de enero de este año. Aquel día volví a casa de mi hermana, en el centro de la ciudad. A partir de entonces tuve que doblar la medicación para los nervios y la ansiedad. Diazepam, Citalopram, una pastilla tras otra. A veces pierdo el hilo de las conversaciones cuando estoy bajo sus efectos. Mi vida transcurre entre visitas al centro de salud para recoger el cóctel de tranquilizantes y barbitúricos y las consultas de psicólogos que atienden también a mi hija. Tiene tres años y todavía no habla. Los médicos no descartan una posible relación con la violencia que ha presenciado.

La primera vez que me pegóDiario de A.Jueves 10 de julio de 2003

Llegó a casa a las cuatro de la madrugada. Hacía tiempo que ya no me decía dónde iba ni lo que hacía. Dijo cosas sin sentido e intentó despertarme. Yo tenía que levantarme en un par de horas para abrir la tienda. Déjame dormir, por favor. Ni caso. Déjame en paz. Me mordió en una mano con toda su rabia. Al principio pareció una reacción infantil. Pero me dejó los dientes marcados. No entendía nada. Me dio un cabezazo y empecé a preocuparme seriamente. Él se marchó a la cocina y pude escucharle rebuscando en el cajón de los cuchillos. Salí corriendo a la terraza, pensando que no sería capaz de hacerme nada al aire libre. Si se atrevía a venir, gritaría con todas mis fuerzas. Me amenazó de muerte.

Desperté a los niños a las seis de la mañana y me los llevé a casa de mis padres. Les conté todo nada más llegar. Ellos me dijeron que debía denunciarle ese mismo día e ir al médico para solicitar un parte de lesiones. Fui al médico, denuncié y empezó otro calvario de tres meses, hasta que me concedieron la orden de alejamiento. Hasta entonces, los niños y yo nos quedamos en casa de mis padres.

Poco después se presentó en la papelería y volvió a agredirme. Me agarró por el cuello y dijo que me mataría. Estaba rabioso por la denuncia. “Me lo has quitado todo”. Igual pensó que yo volvería. Estaba equivocado.


Diario Integro en su fuente original de "El País" Por Montserrat Comas d’Argemir es magistrada, vocal del Consejo General del Poder Judicial y presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

http://www.elpais.com/articulo/portada/Diario/mujeres/amenazadas/elpepusoceps/20080511elpepspor_6/Tes

martes, 17 de febrero de 2009

“Círculo de Poder para Mujeres.” Re- Contactando la Esencia Olvidada.



El día martes 17 de Febrero en Chihuahua, México, dio marcha el proyecto “Circulo de Poder para Mujeres”, el cual esta constituido como un grupo de empoderamiento dirigido a mujeres que han transitado la experiencia de Violencia. Los objetivos básicos de este circulo es el de potenciar los aspectos constructivos de las mujeres, derribar los estereotipos de genero y lo patrones destructivos que han lesionado la naturaleza armónica de las mujeres que han estado en situación de violencia.


El círculo es dirigido por la Lic. Verónica Rodríguez Chacon y el Lic Christian Ortiz Velarde, dentro de las actividades del Centro de prevención y atención a las mujeres y familias en situación de violencia (MUSIVI) y el Instituto Chihuahuense de la mujer (ICHIMU).

Se ha empezado a trabajar con un grupo de mujeres que han tomado terapia psicológica individual y que de una manera u otra han decidido continuar su proceso de crecimiento personal y empoderamiento.

La premisa básica es que através del contacto calido y humano se faciliten procesos internos que re-contacten con un sentido de poder, dignidad, derecho a la plenitud y a la libre elección.

Como diría la Doctora Clarissa Pinkola Estés:

“La mujer salvaje (empoderada) representa la esencia femenina instintiva, ya que dentro de toda mujer, alienta una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, de creatividad apasionada y de sabiduría eterna.A menudo los constantes esfuerzos de la sociedad machista por "civilizar" a las mujeres y constreñirlas a unos roles rígidos las han dejado sordas a los dones que albergan en su interior.”

Si las mujeres han perdido (esa esencia femenina de poder), cuando la vuelven a encontrar, pugnarán por conservarla para siempre. Una vez que la hayan recuperado, lucharán con todas sus fuerzas para conservarla, pues con ella:* florece su vida creativa* sus relaciones adquieren significado, profundidad y salud* sus ciclos sexuales, creativos, laborales y lúdicos se restablecen.
Y en consecuencia ya no son el blanco de las depredaciones de los demás, y tienen el mismo derecho a crecer y prosperar según las leyes de la naturaleza.

lunes, 16 de febrero de 2009

Acerca de la Violencia Contra las Mujeres


Debéis Alzaros en Vuestro Poder
Esto va dirigido a todas las mujeres del mundo que sufren en silencio el desprecio y la humillación, la prepotencia y la arrogancia de la energía machista ya sea en su pareja o en su padre, en su jefe o en cualquiera que piense que sostiene una posición de poder sobre ellas o se piense superior a ellas.
Yo os diría que os alcéis en vuestro poder, que sepáis quienes sois realmente y que os hagáis valer, que sintáis vuestra energía femenina que es muy poderosa y creativa. Sois las Diosas de este mundo triste y afligido, sois las madres de todos los seres humanos, lleváis la vida en vuestro seno.
No permitáis ni un segundo más que nadie os diga lo que tenéis que hacer, lo que tenéis que pensar, o como tenéis que actuar, vestir o hablar. El varón no tiene ningún poder sobre vosotras, sólo el que vosotras le queráis dar.
Las Mujeres Serán Valoradas por lo que Verdaderamente Son
Llegará un día en que el hombre sabrá ver a la mujer como compañera, como hermana, como amiga o como su otra mitad, exactamente igual que él. Llegará un día en que la mujer será valorada por lo que es. Sí, llegará un día en que dejará de ser un simple objeto sexual o una esclava doméstica de todas las cosas que la energía machista no sabe hacer o no quiere hacer.
Ni siquiera es conocido el poder de vuestra sexualidad, un poder que hasta hace poco era el único medio por el que el hombre podía entrar en contacto con la Divinidad.
El hombre podría ser más humilde y reconocer la auténtica valía de la mujer, así podría aprender de ella. El día que así se haga, creo que este mundo cambiará.
Las Mujeres en una Sociedad Chauvinista de Orientación Machista
Cuando la mujer es una niña tiene que cuidar de sus hermanos y hacer las tareas de la casa. Cuando se casa tiene que cuidar del marido, de los hijos, de sus padres y del hogar. Y cuando llega a los años de la vejez en los que el alma busca la paz y la tranquilidad, tiene que cuidar del marido, de los hijos, del hogar y de sus nietos. E incluso ahora en estos tiempos es peor, porque además trabaja para traer dinero al hogar y no es ayudada en las tareas domésticas.
Creo que ya es hora de que esto termine. Hasta ahora han imperado las directrices de una sociedad machista dictada por mentes machistas en las que la violencia y la prepotencia son los instrumentos para dictar las normas. ¡Pero esto ya está tocando a su fin porque la energía de la Diosa ha regresado! ¡La energía que fue erradicada del planeta hace miles de años por los dueños del planeta HA REGRESADO!
Hasta hace poco la mujer no tenía alma. No ya no tener derecho a votar sino que ni siquiera tenía alma. Tampoco podía heredar y su única salida en la vida era el matrimonio o el convento. Y todavía en el siglo XXI en ciertos países se le amputan sus órganos sexuales porque tampoco tiene derecho al placer.
A nuestra bienamada María Magdalena la condenaron al ostracismo porque era mujer, cuando fue la esposa de Jesús, su amiga, su amante, su discípula, la heredera de sus enseñanzas. Y la historia nos la ha dado a conocer como la prostituta.
Hasta hace unos pocos años en Irlanda había unas instituciones que se llamaban las “Lavanderías de las Magdalenas,” en las que se recluían a las mujeres desde niñas de por vida y se las condenaba a lavar ropa durante toda su vida en unas condiciones de vida ínfimas, por hechos de lo más insignificantes como podían ser el hacer planes de matrimonio con un protestante o el ir demasiadas veces al cine con un muchacho.
Y qué hay de todas esas niñitas en muchos países del mundo a las que se las convierte en esclavas sexuales desde muy pequeñas para satisfacer los deseos de turistas degenerados que para saciar su lujuria y en su bajeza moral lo ven como una diversión más.
Los Hombres Necesitan Despertar su Lado Femenino
El 95 % de los hombres de este planeta aún no ha despertado su parte femenina y por lo tanto no la conocen. Su parte femenina y la ayuda de la mujer les pueden ayudar a erradicar la energía machista, y así elevar hacia su corazón la energía atascada en el chakra raíz.
La energía machista está agonizando porque no tiene cabida en el Nuevo Mundo que estamos creando y en su agonía se quiere llevar todo lo que se encuentra a su paso, por eso se están matando a tantas mujeres. ¡Protegeros de esa energía!
Pero también es importante saber distinguir entre el verdadero amor y el amor pasional o basado en el sexo, que va de una polaridad a otra, del amor al odio, sin ningún control. Y también es importante saber ser independiente en lo emocional y en lo material para no depender de nadie. No se trata de depender sino de compartir.
Despertad, Mujeres: ¡La Diosa Ha Retornado!
¡Despertad, mujeres del mundo, sed conscientes de vuestro poder y no dejéis que nadie os lo quite!
Vuestro poder está basado en el amor que sólo vosotras sabéis dar, en la compasión que sólo vosotras sabéis impartir, en vuestra generosidad, en la sabiduría innata que tenéis, en vuestra creatividad que es capaz de hacer que el hogar más humilde de este mundo parezca un santuario de amor y de paz.
La energía de la Diosa ha regresado a la Tierra y con su manto de Luz y de Amor está cubriéndolo todo y llegando a los rincones más recónditos y oscuros.
¡Seamos la Diosa que llevamos dentro y así podremos erradicar la violencia y la energía machista de este mundo

viernes, 13 de febrero de 2009

ES ESTRES PUEDE SER ALGO POSITIVO?


El estrés puede ser algo positivo si no se mantiene esta situación de estrés durante mucho tiempo, que es cuando puede llegar el agotamiento y los puntos negativos.Toda crisis supone un cambio brusco, lo que genera siempre una reacción de estrés que es la respuesta de nuestro organismo para intentar adaptarnos a la nueva situación. En contra de lo que la mayoría cree, el estrés es positivo, porque pone en marcha un complicado sistema que incluye aspectos tanto biológicos como psicológicos que nos permiten enfrentarnos con más garantías a las circunstancias adversas. Sólo cuando la situación de estrés se mantiene durante mucho tiempo, llega el agotamiento del sistema y las consecuencias nocivas. Por lo tanto, lo primero que hay que señalar es que, en un mundo tan cambiante como el que nos ha tocado vivir, las crisis son inevitables y lo es también que ellas generen ansiedad, incertidumbre y cierto grado de inseguridad. Ahora bien, hay personas que sólo ven en las crisis lo que tienen de amenazante, mientras que otras son capaces de ver también lo que tienen de ocasión para el crecimiento y el aprendizaje. Todos sabemos que el ser humano aprende a lo largo de su proceso vital mucho de las adversidades y que en ellas sale a la luz la virtud, entendida ésta literalmente, es decir la fuerza. Cuando una crisis se supera, solemos salir de ella fortalecidos.Los que mejor afrontan las crisis son aquellas personas que tienen entre sus rasgos de carácter la flexibilidad. Los rígidos son duros, pero frágiles. La flexibilidad supone una actitud de apertura y supone también saber relativizar los acontecimientos adversos. Creo, aunque se me acuse de relativista, que hay pocas cosas que realmente sean absolutas y definitivas. A veces ocurre que un revés en la vida, algo que es una pérdida, se convierte con el paso del tiempo en algo afortunado porque posibilitó el cambio.Conviene también no ser pesimista. Cuando la consecución de una cosa depende, al menos en parte, de uno mismo y pronostica que no va a suceder, que no va a lograrse, aumentan automáticamente las probabilidades de que no ocurra. Por el contrario, si algo depende en parte de nosotros y visualizamos que vamos a conseguirlo aumentan las posibilidades de éxito. Es como el saltador de altura con el listón a 2,30, que se concentra y mentalmente se ve superándolo. Si durante la concentración estuviera diciéndose: "Lo tiro, seguro que lo tiro, es imposible que lo salte", las probabilidades de lograrlo se reducirían casi por completo. A este fenómeno se conoce en Psicología como profecía autocumplidora. Una buena actitud ante esta crisis sería, pues, tener confianza en uno mismo y no llevar a cabo profecías negativas. La confianza es siempre mejor que lo contrario, desconfiar de todo y de todos. Además de confiar en uno mismo, debemos confiar también en otras personas y apoyarnos en ellas, pedir ayuda no es de débiles, sino de humildes, y la humildad nunca es debilidad sino fuerza y grandeza. Ojalá que pudiéramos conseguir una confianza como actitud básica en la vida, porque en eso consiste el optimismo.El miedo es libre, suele decirse, pero no sirve de nada para afrontar una crisis, cuando uno teme padecer padece ya lo que teme. Una estrategia siempre positiva es centrarse en lo que uno puede hacer en 'el aquí y ahora', y el miedo nos sitúa en una temporalidad de futuro y de un futuro amenazante que puede llegar a bloquear nuestras capacidades. Hay que estar muy alerta para evitar que nuestra mente se escape al futuro, lo hará probablemente muchas veces, pero otras tantas tendremos que centrarla en el presente. Esto no es imposible, es sólo difícil, porque exige constancia como todo lo que es valioso.En la sabiduría popular se suele decir que 'a mal tiempo, buena cara'. Se hace referencia así a la importancia que tiene el buen humor a la hora de enfrentar una situación adversa, complicada y difícil. El buen humor es algo maravilloso que además se irradia y se contagia, y puede aplicarse en cualquier momento u ocasión por muy trágica que sea. Oscar Wilde, que tuvo una vida terrible en la que sufrió lo indecible, no perdió nunca el sentido del humor y decía que la vida era una tragedia si se la observaba de cerca y una comedia si uno tomaba cierta perspectiva. Hoy sabemos que la risa libera endorfinas, que son unas sustancias cerebrales parecidas a los opiáceos y que nos aportan un estado de bienestar físico y psicológico. No se trata de que nos riamos de la crisis, sino que la afrontemos de la mejor forma posible. La vida es demasiado importante para tomársela en serio.

CALENDARIO LUNAR 2009- LA CICLICIDAD FEMENINA

A la luna le toma aproximadamente 28 días darle la vuelta a nuestro planeta, pasando por cada fase lunar cada 7 días (lunas llena, menguante, nueva, creciente). Dentro de un año solar, o 365 días y seis horas, la luna gira 13 veces alrededor de la tierra. Básicamente, el calendario lunar de Dancey tiene la siguiente estructura, utilizando esa sencilla astronomía lunar: un año lunar está compuesto de 13 meses, cada mes compuesto de 4 semanas, cada semana compuesta de 7 días. O sea, 13 meses de 28 días cada uno, para un total de 364 días. Un día extra se le suma al año lunar para terminar con el gran total de 365 días, lo cual es la misma cantidad del año solar, haciendo que ambos ciclos, el solar y el lunar se sincronicen en un solo calendario. Ese día extra, sin localización alguna dentro de la semana del calendario lunar, se le llama el día fuera del tiempo, y se celebra el 25 de julio del calendario gregoriano, siguiendo la sugerencia del Dr. Argüelles (de acuerdo a Argüelles este día coincide con un día de significado similar en el antiguo calendario Haab de los mayas). Para completar su calendario de una manera que concuerde con los ciclos solares y lunares, Dancey le añade a su obra otro día fuera del tiempo, para ser usado sólo cada cuatro años a manera de día bisiesto, para así continuar con la sincronización estelar entre el sol, la luna, y los días de la semana aquí en la tierra.

¿Por qué tanta importancia al año lunar, se preguntarán? Muchísimos de los ciclos dentro de la tierra, incluyendo las mareas, los tiempos para sembrar y para cosechar, los ciclos de apareamiento en distintas de las especies, los períodos menstruales de las mujeres, todos están subyugados a los ciclos de la luna. Un calendario lunar, sincronizado con los ciclos del sol, en teoría, nos pondría a nosotros la raza humana en más plena harmonía con los ciclos de la naturaleza.

Los ciclos lunares marcan pautas de tiempo que curiosamente coinciden con las del ciclo menstrual, por lo que a la luna ha estado directamente relacionada con la feminidad. Saca partido a esas fases y conoce su influencia directa sobre el mundo que nos rodea.

Nueva: Toma iniciativas
Creciente
Llena: Momento de crear
Menguante
Eclipse lunar

Nueva: Toma iniciativasTe prepara para afrontar un nuevo ciclo.Son días excelentes para plantearte un propósito durante el mes lunar en curso, para tomar iniciativa.Tu cuerpo se encuentra en condiciones favorables para regenerarse y tu mente está más receptiva para conectar con tu yo más interno.Es un buen momento para plantearte dejar de fumar o realizar un cambio radical de vida.

Creciente Es un periodo propicio para la maduración y el crecimiento de aquello que hemos sembrado; es la hora de nutrir cuerpo y mente, pues te encontraras con mayor energía y capacidad de asimilación.Empieza nuevos proyectos o aborda lo que deseas que crezca: por ejemplo, una relación, un nuevo proyecto laboral...Es un momento también adecuado para que plantees todo aquello que requiera una germinación larga (patatas, calabacines, cereales, zanahorias, etc), pues su influjo afecta incluso a la vegetación.

Llena: Momento de crearLa luna llena representa a la mujer embarazada.Anticipa lo que puedes obtener de tu siembra; es, sin duda, la fase más expresiva y lucida. Tu cuerpo absorbe mejor los tratamientos y la sangre circula con más fluidez.Estarás rebosante de actividad y creatividad, pero también mas acelerada; aprovéchala para hacer esa cena tan especial.En cuanto a jardinería, es propicia para que plantes todos los vegetales que sobresalgan (verdura, tomates, rábanos, lechuga, plantas decorativas, etc); riega en abundancia en esta fase, ya que es cuando las raíces están en excelente momento y crecen más deprisa.

MenguanteSe inicia la cosecha de todo lo que has sembrado.Es una fase de repliegue que puedes tomar como reflexión para evaluar aquello que tienes, eliminar lo que no te agrada y concluir situaciones.Te lo puedes aplicar tanto a los kilos de más que has ganado como a una relación que no te satisface.Es el momento ideal también para enfrentarte a una operación pues las heridas cicatrizaran mucho mejor.Olvídate de sembrar o plantar nada durante este ciclo, pues la planta esta en su momento de menos fuerza y hay que dejarla reposar.

Eclipse lunarEste fenómeno te empujara a realizar un ajuste emocional en relación con tu entorno.Equivale al invierno, y al igual que la menstruación, te limpia el cuerpo del anterior ciclo y lo prepara para el siguiente. Toma nota y prepárate para crear, realizar planes y todo tipo de propósitos. También te invita a la reflexión.

martes, 3 de febrero de 2009

CONFERENCIA "MUJER PLENA" POR EL LIC. CHRISTIAN ORTIZ VELARDE- 10 DE FEBRERO DEL 2009




IMAGENES DEL EVENTO:








¿Por qué las mujeres no se han liberado todavía?




Una de las razones por las que las mujeres no se han liberado todavía es que no pueden formar una fuerza juntas: se compadecen del hombre; su compasión no se dirige a las demás mujeres. Con las demás mujeres tienen una relación de celos, a ver si tienen ropa mejor, si tienen mejores accesorios, si tienen un buen coche, si tienen una casa mejor. Su única relación con otras mujeres es una relación de celos.
Pero si toda mujer está celosa de las demás mujeres, naturalmente esta es una de las causas de su esclavitud. No pueden formar una fuerza juntas; de otra forma, constituyen la mitad de la gente del mundo, podrían habérselas arreglado para liberarse hace mucho tiempo. En cualquier momento que quisieran liberarse no habría nada para impedírselo. Ellas son sus propios enemigos.
Una cosa que toda mujer debe recordar es que el hombre os ha dividido de una manera tan astuta que nunca podéis formar una fuerza. Estáis celosas unas de otras; no sentís ninguna compasión las unas por las otras. Preferís sentirla por los hombres, ¡menos por vuestro marido, por supuesto! Tiene que ser el marido de otra.
Osho - El libro de la mujer
Comentario: Recordad que nosotras también tenemos energía yan en nuestro cuerpo, en nuestros organos, absorvemos energía yan del sol, mi intención es dar comprension para liberarnos de las cadenas sociales sin que sea destructivo para nosotras mismas. El dedicarle la guerra al hombre sería prolongar el odio y la venganza, y estas son emociones muy autodestructivas. Recordemos que el machismo es una enfermedad mental, un complejo de inferioridad, y no una cualidad inherente al hombre. Esta actitud y tendencia social la podemos modificar educando de otra forma a nuestros hijos, y amándonos y transformándonos desde adentro hacia afuera. El valor, la fuerza, el respeto y la aceptación que anhelamos, tiene que empezar por nosotras mismas, allí radica la esencia del cambio.
Por Shakti